Cómo Cuidar tu Audífono De Forma Correcta [+6TIPS]

¿Tienes un problema en los oídos o una pérdida parcial de la audición y quieres saber cómo cuidar tu audífono para hacerlos funcionar de manera óptima? ¡Estás en el sitio correcto! Es importante saber cuidar tu audífono adecuadamente para lograr una buena calidad de sonido y garantizar su vida útil. Y es que estos dispositivos están en contacto directo con el oído, órgano que día a día está constantemente expuesto al ambiente y que cuenta con un sistema de autolimpieza que incluye la producción de cera en su interior, que puede dañar el mecanismo del audífono y provocar obstrucciones.

audifono audifonos tipos cuidados mantenimiento consejos

Para las personas con pérdida auditiva, los audífonos son una herramienta fundamental. Facilitan una mejor escucha, una comunicación más eficaz y una vida más plena. Pero para que funcionen de la mejor manera, como cualquier otro dispositivo electrónico, es necesario que reciban un mantenimiento y cuidado adecuados. Para asegurarnos de que aproveches al máximo tus dispositivos, repasaremos todo lo que debes saber sobre cuidar tu audífono en este artículo.

Qué es un audífono y para qué sirve

El audífono es un dispositivo electrónico portátil que se sitúa en el interior o detrás de la oreja. Su funcionalidad es amplificar ciertos sonidos y, cuando son más fuertes, son más sencillos de escuchar. Gracias a esto, una persona con pérdida auditiva puede participar más plenamente en las actividades diarias y comunicarse y oír con mayor claridad. Muchas personas pueden oír mejor en ambientes tranquilos o ruidosos gracias a los audífonos.

Un amplificador, un altavoz y un micrófono constituyen los tres componentes básicos de un audífono. A través de un micrófono que transforma las ondas sonoras en señales eléctricas, el audífono capta los sonidos. Estas señales se envían a un amplificador, que aumenta su volumen y alcance antes de enviarlas a través de un altavoz al oído.

Si tiene pérdida auditiva neurosensorial, los audífonos te ayudarán a oír y comprender mejor el habla. El daño a las pequeñas células auditivas del oído interno, conocidas como células ciliadas, provoca pérdida auditiva neurosensorial. Las enfermedades, el envejecimiento, las lesiones provocadas por el ruido o medicamentos específicos y otros factores pueden provocar estos daños.

Las vibraciones del sonido que entran al oído son amplificadas por los audífonos. Estas vibraciones amplificadas son captadas por las células ciliadas que aún están funcionando y luego se transforman en señales neuronales y se envían al cerebro.

Sin embargo, la cantidad de amplificación que pueden proporcionar los audífonos tiene algunos límites prácticos. Además, las vibraciones muy amplificadas no pueden convertirse en señales neuronales si el oído interno está gravemente dañado. Los audífonos no ayudará en esta situación.

Tipos de audífonos que existen

audifono audifonos tipos cuidados mantenimiento consejos

Hay tres tipos básicos de audífonos que se diferencian en el tamaño, el lugar donde se colocan (dentro de la oreja o detrás de la oreja) y el grado de amplificación del sonido. Por lo que, los distintos tipos de audífonos que existen son los siguientes:

  • Audífonos intrauriculares: Se insertan completamente en el oído externo y se aplican en casos de pérdida auditiva de leve a severa. En general, estos audífonos no se recomiendan para niños porque requieren reemplazos frecuentes porque sus oídos aún se están desarrollando.
  • Audífonos retroauriculares: Consisten en un molde de plástico que se ajusta dentro del oído externo y se fija a un estuche o caja de plástico duro que se ajusta detrás de la oreja. Para la pérdida auditiva que va de leve a profunda, personas de todas las edades utilizan este tipo de audífonos.
  • Audífonos de canal auditivo: En casos de pérdida leve a moderadamente grave, se utilizan sus dos estilos, que se insertan en el oído. Debido a sus limitaciones de tamaño que reducen su potencia y volumen, normalmente no se recomiendan para bebés o personas con pérdida auditiva de severa a profunda.

Cómo cuidar tu audífono correctamente

La humedad y el agua son los principales adversarios de un audífono. Sin embargo, no se recomienda en absoluto ducharse o bañarse con estos dispositivos. Afortunadamente, cuentan con un sistema de protección adecuado para garantizar su correcto funcionamiento incluso cuando entran en contacto con el sudor o una ligera llovizna.

Pero esto no implica que la mezcla de agua y jabón pueda usarse para cuidar tu audífono. Además, el chip y otras partes del audífono corren el riesgo de dañarse cuando estos dispositivos se exponen al agua y al detergente. Por lo que debes tener en cuenta lo siguiente al cuidar tu audífono para que siga funcionando correctamente:

  • Limpia periódicamente tus audífonos: Para eliminar la suciedad, usa un paño húmedo o un cepillo suave. Además, debes evitar sumergirlos en agua porque hacerlo podría dañar las partes internas.
  • Hazles controles periódicos: Debes programar una evaluación auditiva anual con tu audiólogo. Durante esta cita, su audiólogo evaluará el volumen, la claridad y la comodidad de tus audífonos. Además, buscará signos de desgaste o daño y reemplazará tu audífono si es necesario.

Al realizar controles y mantenimientos regulares, puedes aumentar la vida útil de tus audífonos.

Con la ayuda de audífonos, podrás oír todo con la misma claridad que si tuvieras una audición normal. Dado que los audífonos suelen ser dispositivos delicados y muy sensibles, su mantenimiento es fundamental.

Con qué frecuencia debes limpiar tus audífonos

Es recomendable que lleves a cabo la rutina de higiene nocturna que te enseñó tu audioprotesista para cuidar tu audífono con el fin de aumentar su vida útil. Además, para evitar obstrucciones, asegúrese de limpiar el pabellón auricular y la abertura del canal auditivo.

Por otro lado, mantener los audífonos limpios y en buen estado de funcionamiento requiere una limpieza diaria de los moldes para eliminar el cerumen y la suciedad. Por supuesto, evita los hisopos de algodón, ya que no solo dañan el dispositivo sino que también afectan el canal auditivo, lo que provoca un aumento en la producción de cerumen.

Concierta una cita de seguimiento con tu audioprotesista si sientes alguna molestia en los oídos o si tiene problemas de audición. Un problema muy frecuente es que tu dispositivo pueda estar bloqueado.

Cómo limpiar y cuidar las pilas del audífono

Una de las partes de los audífonos que más mantenimiento necesita para garantizar una mayor vida útil son las pilas. Por ello, aconsejamos realizar un mantenimiento adecuado. Las pilas pueden permanecer en buenas condiciones si sigues estas sencillas pautas:

  • Cuando no esté en uso, apaga el audífono.
  • Lava la pila todas las noches.
  • Cuando no vaya a utilizar el audífono durante un tiempo (por ejemplo, toda la noche), retira la pila.
  • Mantén la pila en un ambiente seco y fresco.
  • Reemplaza periódicamente la pila: Aumentar el volumen del audífono al máximo puede ayudar a determinar cuándo reemplazarlo. Si escuchas un silbido, significa que está bien.
  • El rendimiento de la pila se verá afectado si se almacenan en un lugar donde puedan rozar objetos metálicos como llaves.

Es importante tener en cuenta que si la pila se agota más rápido de lo habitual, podría haber un problema con los audífonos.

Consejos para cuidar tu audífono correctamente

audifono audifonos tipos cuidados mantenimiento consejos

Saber cómo limpiar tus audífonos es sólo el primer paso para cuidarlos adecuadamente pero se deben tomar precauciones adicionales para garantizar su funcionalidad y máxima longevidad. Puedes aumentar la vida útil de tus audífonos siguiendo los siguientes consejos de mantenimiento de audífonos. Se trata de acciones muy sencillas con beneficios muy claros.

#1 Ten cuidado en verano y protégelos del sol

En verano tendemos a transpirar más, lo que puede aumentar la cantidad de condensación dentro de los auriculares. Lo que recomendamos es comprobar si hay humedad en la tapa de la pila y secarla si es necesario. La carcasa de plástico de los auriculares puede derretirse si el calor es demasiado intenso, así que cuando no los estés usando, mantenlos alejados del sol.

#2 Presta atención a los ingredientes de los cosméticos

Las lacas para el cabello, perfumes, lociones para después del afeitado, protectores solares, repelentes de insectos y gotas para los oídos son sólo algunos ejemplos de productos que contienen sustancias químicas que podrían dañar los audífonos.

Antes de utilizar estos productos, saca siempre tu audífono y deja secar al aire dichos productos. A continuación, no olvides secarte las manos antes de volver a instalar los auriculares. Además, nunca debes limpiar tus audífonos con disolventes o líquidos de limpieza.

#3 No dejes que se caigan ni se golpeen

Los pequeños componentes del interior de los audífonos son duraderos, pero ninguna pieza electrónica es indestructible. Para evitar daños si accidentalmente se te cae el audífono, lo mejor es manipularlos sobre una superficie suave, no sobre el suelo duro del baño. Cuando no uses los auriculares, guárdalos en un estuche o funda.

#4 No pongas siempre el volumen del audífono al máximo

La forma en que utilices tus audífonos tendrá un impacto significativo en su vida útil. Recuerda que los audífonos no están diseñados para soportar niveles altos de decibelios, sino para hacer que los sonidos que lo rodean sean más fáciles de entender.

Por lo tanto, no te acostumbres a poner siempre el audífono al volumen máximo, de lo contrario la membrana del audífono podría explotar y dañarse. Lo ideal para cuidar tu audífono es usar el volumen con moderación y acostumbrarse a niveles moderados para no dañar el audífono (también por motivos de salud auditiva lo mejor es no abusar, forzar o usar audífonos para aclimatar los oídos) hasta el nivel máximo de decibeles.

#5 Nunca manipules el audífono abriéndolo

Usando el sentido común, nunca debes abrir un audífono ni desarmarlo para manipular los cables del interior. Nunca abras un dispositivo electrónico, incluso si sientes curiosidad por él o crees que puedes arreglarlo tú mismo si se rompe.

No sólo podrías estropearlo por completo, sino que también es posible que tu audífono emita un pequeño e molesto ruido que, por muy discreto que sea, podría resultar perjudicial para tu audición. Cada vez que sea necesario abrir y reparar un audífono, un técnico capacitado y experimentado debe estar a cargo. Puedes venir a vernos si necesitas ayuda con tu audífono.

#6 Enrollar firmemente el cable del audífono

Si tu audífono tiene cable, enrollarlo firmemente es esencial para mantenerlo. Es necesario enrollarlo con cuidado porque es un elemento muy sensible; no basta con torcerlo como cualquier otro cable. Asegúrate de que no se formen nudos porque si lo hace será muy difícil desatarlo y corres el riesgo de romperlo.

El cable puede colgarse del estuche o puede engancharse al cerrar un cajón, por lo que es fundamental que tenga especial cuidado al guardar el audífono para evitar que se enganche. Y si el cable del audífono se rompe, es muy probable que no se pueda reparar o que costará más repararlo que comprar un audífono nuevo.

Por qué cuidar tu audífono

Para mantener la funcionalidad y la vida útil de tus audífonos, se requiere el cuidado adecuado. Además, un mantenimiento adecuado puede evitar costosos reemplazos o reparaciones que podrían ser perjudiciales y desfavorables. Además, tener audífonos limpios y en buen estado puede disminuir la posibilidad de infecciones de oído, que pueden ocurrir cuando las bacterias se acumulan en el canal auditivo del dispositivo.

Conclusión: Cuidado de tus audífonos extiende su vida útil

Como ya sabes, es fundamental cuidar tu audífono adecuadamente mediante un proceso de limpieza exhaustivo y regular para garantizar un buen rendimiento y la mejor calidad auditiva posible. Sin mencionar que deben almacenarse adecuadamente, mantenerse alejados de los electrodomésticos, protegerse de golpes, etc.

En otras palabras, el cuidado adecuado y todas estas medidas preventivas garantizarán que tus audífonos duren muchos años y funcionen al máximo, evitando que te pierdas alguna conversación o no escuches los sonidos a tu alrededor.

Si sospechas que puedes tener un problema de audición, te recomendamos encarecidamente que visites a un especialista en audífonos para una revisión de audición porque los signos y síntomas de la pérdida de audición pueden ser bastante graves.

La tentación de autodiagnosticarse puede ser fuerte, pero es importante tener en cuenta que existen muchos tipos diferentes de pérdida auditiva y que algunos de ellos pueden ser muy sutiles. Aunque no existe una solución rápida para la pérdida auditiva, puedes encontrar las mejores soluciones para tus necesidades con la ayuda de un equipo de atención auditiva profesional.

También puedes saber más visitando nuestro Instagram donde damos valiosa información sobre audiología y optometría

¡Puntúame!

Puntuación media 5 / 5. Votos: 350

¡Todavía no hay votos! Sé el primero en valorar el contenido.

Publicado por Vita Óptica

Vita Óptica
Vita Óptica abrió sus puertas en Valladolid en 2016 ante la necesidad de una óptica con una idea diferente. Nunca hemos pensado en la óptica como un comercio si no en un establecimiento sanitario donde nuestros pacientes necesitan una ayuda determinada. Nos hemos formado durante más de 15 años para ofrecer esa ayuda mezclándola además con la calidad humana que nos caracteriza. Necesites lo que necesites, pueden contar con nosotros.
Vita Óptica
Vita Óptica abrió sus puertas en Valladolid en 2016 ante la necesidad de una óptica con una idea diferente. Nunca hemos pensado en la óptica como un comercio si no en un establecimiento sanitario donde nuestros pacientes necesitan una ayuda determinada. Nos hemos formado durante más de 15 años para ofrecer esa ayuda mezclándola además con la calidad humana que nos caracteriza. Necesites lo que necesites, pueden contar con nosotros.

¡Es tu turno! Deja un comentario y opina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *